Vendas frías

El tratamiento con vendas frías consiste en envolver las piernas con unas vendas empapadas en un líquido, compuesto principalmente por alcoholes y alcanfor, que no provocan reacciones alérgicas, pero que dan una alta sensación térmica de frío.

Se utilizan como medio terapéutico utilizado en diversos tratamientos de terapia física  para conseguir efectos como:

  • Analgesia.

  • Desinflamación.

  • Reducción de edemas o hinchazones en pies y piernas.

El líquido enfría el cuerpo por conducción y convección con aire, llegando en mayor profundidad a los tejidos locales, haciendo que disminuya la temperatura sobre unos 4 grados centígrados. De esta manera las piernas reducen la hinchazón, la circulación sanguínea se potencia y los edemas disminuyen.

Una vez de quitan las vendas se realiza una suave masaje para que los beneficios del tratamiento se potencien. Cuando la lesión es aguda, se recomienda que se realice esta terapia al menos una vez a la semana para que los efectos se mantengan.