Punción seca

La Punción Seca es una técnica de Fisioterapia que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento del dolor y de las alteraciones sensitivas y de la movilidad muscular. Se utiliza principalmente para tratar los puntos gatillo (o zonas del músculo más contracturadas) que provocan los síntomas.

Las agujas que se utilizan son finísimas y totalmente esterilizadas, y la mayoría de las veces no se nota ni el pinchazo. Las agujas se introducen a través de la piel con diferentes movimientos. En ocasiones, se dejan en la piel o tejido celular subcutáneo durante unos minutos para que realicen su efecto, relajando al máximo el músculo que se está tratando.

De esta técnica se dice que es semi-invasiva porque las agujas penetran la piel, presionando y contrayendo el punto gatillo para desactivarlo y así disminuir el dolor que éste produce. El efecto es como si la aguja fuese una prolongación de los dedos del fisioterapeuta, pero que penetra y presiona más profundamente.

Es importante destacar que no se le infiltra ningún tipo de sustancia.

Tanto el fisioterapeuta como el paciente enseguida notan y aprecian los cambios en la firmeza de los tejidos atravesados por la aguja. El paciente también siente los beneficiosos efectos al relajarse la zona profundamente.