Drenaje linfático manual

El Drenaje Linfático Manual es una terapia de masaje que, como su nombre indica, se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos, con el fin de facilitar la circulación linfática. Se aplica principalmente en pacientes que presentan edema (acumulación de líquidos). De esta manera se favorece que haya una mejor circulación de la linfa, tratando cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.

A través de los conductos que discurren de manera paralela al sistema circulatorio, por el sistema linfático discurre la linfa, un líquido blanquecino capaz de movilizar moléculas muy grandes, como las proteínas. El papel de la linfa es transportar sustancias de deshecho, para que el organismo pueda desprenderse de las mismas, favoreciendo así la circulación sanguínea

Por todo ello, el sistema linfático es una manera efectiva de reforzar también el sistema inmunológico, además de ser también muy beneficioso para el sistema nervioso. Porque los ganglios linfáticos son una especie de estaciones de depuración que aparecen a lo largo de todo el recorrido del sistema linfático y su misión es depurar los agentes patógenos, combatirlos y neutralizar los daños.